¿Qué tal si empezamos con los conflictos?

A la hora de posicionar el talento, la primera regla que hay que seguir es la de no mostrar arrogancia. Los alardes de superioridad son interpretados como: "soy mejor que tú", expresión que viene a constituir prácticamente un insulto .
 
Lo que sí que de verdad interesa es que los demás puedan percibir nuestra capacidad para resolver los conflictos que les afectan a ellos.  Eso es lo que nos convierte en personas especiales, capaces de actuar con inteligencia, serenidad y congruencia. Personas con una sólida marca personal.
Te voy a presentar a continuación 12 situaciones de conflicto. En cada situación tendrás que elegir un rol distinto. Entre tú y yo iremos resolviendo con inteligencia los misterios que se encierran en cada uno  de los distintos escenarios.
Y recuerda: este juego no es un juego (y esto va muy, muy en serio). 
Empieza aquí