Esta fue la situación planteada:

En el equipo que tú diriges hay un nuevo integrante que se llama Galt. Es el típico sabelotodo que se dedica a llevar la contraria o a corregir las intervenciones de sus compañeros, lo que genera enfrenamientos innecesarios. Tú dices:

Esta fue tu respuesta:

“Galt,  tus opiniones, aún siendo valiosas, impiden que los demás puedan exponer las suyas. Necesitamos dos cosas: ser escuetos al hablar y saber escuchar. Evitemos que las reuniones se hagan eternas”. 

VER LA EVALUACIÓN DE TU RESPUESTA