Esos tipos insoportables

Cada día nos encontramos con gente complicada. No importa si a diario interactuamos con cien o más personas de promedio; basta con encontrarnos con una única persona desagradable para amargarnos la jornada… ¡y probablemente para que amarguemos a otras personas que no tienen la culpa de nada!

1. LA”GRANADA”

Estalla de forma inopinada sin que se pueda saber por qué se pone así. La buena noticia es que sus ataques de ira apenas duran. La mala noticia es que sus espacios de serenidad son más breves que los de sus ataques de ira. Hay gente se hace eremita y se va a vivir a una cueva


2. EL BROMISTA.

Este personaje tiene el convencimiento de que no hay nadie más ingenioso que él. Gracias a los avances biomédicos actuales, se ha podido calcular el espacio de tiempo que un humano puede soportarlos, a saber, entre 40 y 45 segundos.

3. DON “YA VEREMOS”

Cuando tiene que asumir la tarea de una toma de decisión, lo que hace es no tomar ninguna decisión. En su innata sabiduría, el Ya veremos espera tranquilamente a que todo se arregle sin que tenga que hacer nada. Según él, hay que dejar que cada cual se las apañe como pueda, que eso aporta mucha creatividad. Así y todo, si te apetece experimentar un ataque de nervios, esa es la persona idónea para pedirle un favor.

4. “EL SÍ A TODO”

Le digas lo que le digas, te dirá que sí a todo, sea lo que sea, pero no se comprometerá a lo más mínimo a nada. Lo único que le interesa es caerte bien. Ojalá no te lo encuentres nunca en medio de un incendio.

5. EL “ESO.LO-SABE-TODO-EL-MUNDO”

Ya sé que suena a chocante, pero suelen ser personas que no tienen ni idea de lo que están diciendo. Les encanta utilizar esa frase especialmente ante personas que tampoco entienden demasiado acerca

del asunto que se discute. Muchos han fallecido a tiros en su puesto de trabajo.

6. EL DOCTOR NO

Siempre sostendrá que lo que has dicho es incorrecto, inaplicable, absurdo o indemostrable. Cuando expones una opinión, podrás observar que la primera palabra con la que exponen su réplica es “Pero…”.

7. EL PESIMISTA

Es una de las pocas personas que está pendiente del futuro. En realidad, ya sabe lo que pasará en el futuro: nada funcionará, no se podrá detener la contaminación y, entre otros entretenimientos, habrá un nuevo diluvio, pero esta vez de dimensiones XXL. Todo el género humano morirá y se quedará sin empleo, un momento, es al revés, primero se quedarán sin empleo y luego lo otro. Eso es.

8. EL TANQUE

Es dominante por naturaleza. No importa el poder real que pueda tener dentro de una organización, porque puede ocupar el cargo de la presidencia de una empresa o ser el chico de los recados. Hombre o mujer, se niega a dar explicaciones de su conducta. Disfruta levantando la voz y aporreando mesas (es posible que en su fuero interno crea a pies juntillas que esa actitud trae buena suerte).

9. EL FRANCOTIRADOR

El nombre que se le ha adjudicado es de lo más acertado, porque se relame al ver una víctima, pero también se le podía haber bautizado como sanguijuela. Te odia por alguna razón, aunque jamás hayáis sabido nada el uno del otro. Lo identificarás al instante, ya que mantiene una sonrisa fija mientras te mira fijamente con ojos diabólicos. Te encontrará una docena de defectos, que empleará para humillarte en público. Si te encuentras con ese bicho, hazte el muerto o vete a buscar inmediatamente un kilo de ajos y un crucifijo. Ya te he avisado.

10. EL MUERTO VIVIENTE

No opina acerca de nada. No responde cuando se le hace una pregunta. Tampoco respira, por lo que se cree que tiene branquias en lugar de pulmones o algo así. Se han observado algunos de estos especímenes que, en determinados momentos, se encogen ligeramente de hombros. Hace algunos años se descubrió a uno de ellos en una isla del Pacífico que era capaz de guiñar un ojo y enseñar los dientes, pero lo tienen encerrado en un submarino por si acaso.

14 vistas