Autoridad no siempre implica éxito


El psicólogo y profesor de la Universidad de Chicago William Henry publicó esta investigación en 1959, y desde entonces han surgido interpretaciones coincidentes que muestran que ha tenido lugar un progresivo y destacado cambio con relación al concepto que hoy se tiene acerca del éxito, algo que durante muchas décadas estaba vinculado con los conceptos de mando, obediencia y dominación, factores que ya no resultan operativos, sino que, al contrario, funcionan como dispositivos creadores de falta de compromiso entre los empleados. Según el estudio de Henry, los ejecutivos que conciben la autoridad como una fuerza que limita el talento, establecen relaciones difíciles tanto con sus superiores como con sus colaboradores, obstruyendo el trabajo de los jefes y el del trabajo en equipo. El ejemplo más visible es el de los ejecutivos “de tipo autónomo”, orgulloso de “haberse hecho a sí mismo”, tanto si es hombre como si es mujer; son más que residuos de otras épocas, cuando la avidez de felicidad ha creado una sociedad se ha hecho muchísmo más exigente en todos los sentidos.

Conseguir que jefes y mandos intermedios asuman un comportamiento de colaboración que no se limite a la orden inflexible, sino que mantenga un continuo canal bidireccional y multinivel de fluidez de ideas, creatividad, aprendizaje activo, capacidad persuasiva, pensamiento crítico y perspectiva social, son cruciales en un mundo mucho más complejo y competitivo de lo que nos imaginamos.




(1) El original que dio lugar a este hilo se encuentra en la URL https://www.artedeser.net/post/haz-crecer-tu-comunidad-de-blog de esta misma web.


#personalidad #descubrimiento #crecimiento #libertad #indefensión #sumisión #creatividad

3 vistas